Gracias por compartir conmigo este de tú a tú

miércoles, 28 de agosto de 2013

EL FUEGO

 
 
 
                                                       Cuadro de Gerardo Pesqueira García
 
 
 
 
 
 
ALGO MAS QUE UN FUEGO
 
 
Se han vertido vértebras y temblores
y la raíz de algún viejo árbol
estremecido al pensar en su tierno brote.
 
Han huido pájaros como sombras
y  hormigas que en sus pequeños cuerpos
conservan decenios de años trabajados.
 
Un sol con la esperanza desvencijada
ha mirado de reojo el aire prostituido
mientras las llamas queman matojos,
 zarzales y el falso nombre de un dios.
 
 
 

 

7 comentarios:

  1. Impresionante esa raíz del árbol estremecida por sus tiernos brotes...
    Mi felicitación por esa sensibilidad que nos quema por dentro,como el fuego desolador va quemando la vida del bosque...
    Mi abrazo inmenso por tu cercanía y buen hacer,Carmen.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  2. Que poema tan bien logrado y trabajado. Cada alusión, cada metáfora, están humanizadas. Siempre he pensado, sentido, imaginado mi columna vertebral y las de mi prójimo como troncos de árboles. Lo mismo puedo decir de los pájaros y las sombras que suelen ser interiores o subjetivas. En fin, tú me entiendes. Preciosísimo poema, exquisita intuición estética. Te saludo después de mucho tiempo, sigues siendo tan excelsa poeta como siempre. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Sin ser dramáticos tus versos, los meces con ritmo y cuentas algo más que el fuego.

    Me gsuta mucho Carmela.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Gracias por tu comentario M.Jesús. Creo que el fuego nos sensibiliza a todos, cuando el bosque se quema, algo de nosotros se va con ello.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Amilcar realmente somos como troncos arraigados a la tierra, será por eso que nos duele tanto verse quemar un árbol. Gracias por tu amable comentario. Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Antonio Misas sin embargo, bien dramático es un fuego. Muchas gracias Antonio.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar