Gracias por compartir conmigo este de tú a tú

lunes, 2 de septiembre de 2013

CATÁSTROFE NUCLEAR

 
 
                                         Chernóbil. Nadie pudo jamás montar la "vuelta al mundo". 
              


               
               
                  CATASTROFE NUCLEAR

 
En abandono libros,
zapatos,
muñecas desmembradas.
 
No hay disparos, tampoco gritos,
ni siquiera palabras.
 
Reactor maldito. Núcleo ardiente.
Partículas viscosas
encerradas en cárceles
de hormigón. Noche detenida.
Calles desiertas.
Ciudad fantasma.
 
Llora la tierra lágrimas 
radioactivas.
 
Legado de  muerte.

Así quedamos.


8 comentarios:

  1. Hola Carmela, regreso al blog tras casi tres meses de vacaciones y nos dejas un tema de actualidad.
    Los japoneses tienen una fuga en un reactor y está contaminando las aguas, es realmente preocupante.
    Un abrazo
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  2. Fue y es una catástrofe que no pasara hasta cientos de años, fue muerte, tristeza, y marcha, dejando las cosas de toda la vida de trabajo, para convertirse en pesadillas enfermedad y desamparo.
    Pena da ver las calles vacías que antes llenaron los niños jugando, y que eso no sucederá jamás. Las personas ocasionaron ese desastre, y que bien pagaron con sus vida miles de personas.
    Una entrada para reflexionar. Me ha gustado encontrar tu blog. Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Carmela, llego a tu casa desde varios blogs amigos y, si me lo permites, me quedo.
    Me gusta tu clara poesía y la sensibilidad que demuestran tus versos.
    La encuentro muy parecida a la mía por lo que te invito a visitar mi espacio, si te apetece...
    Un saludo desde pueblo poeta.

    ResponderEliminar
  4. Efectivamente Sor Cecilia, lamentablemente es un asunto de demasiada actualidad. Creo que deberíamos cocienciarnos de que lo que pasa en otro punto de la tierra, también nos puede tocar a nosotros. En fin... confiemos en que no pase nada más. Un beso

    ResponderEliminar
  5. Gracias Lola por tu paso por el blog y dejar tu comentario. Sí, es menester reflexionar en este tipo de temas, todo puede alcanzar a cualquiera. Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Gracias Josep por tu paso por mi blog y dejarme tu amable comentario. Un beso

    ResponderEliminar