Gracias por compartir conmigo este de tú a tú

domingo, 12 de octubre de 2014

ASIENTOS DE TREN

 
 
 
 
                                                             Pintura de Edward Hopper



              ASIENTOS DE TREN




Yo no sé de pinturas, ni de silencios;
                             de su andar a solas.
Pero sé que este tren es una jaula
de verdes petrificados donde los asientos
se cuidan
                                        del menor roce.

 de una desolación que mira
de frente a la mujer del libro.
Sé que hay más mujeres, más hombres,
                                                       menos palabras.

Y sé que cuando alcen la mirada  
verán la cara de Edward Hopper delante de la
puerta.
Siempre supe que reclamaría su parte de soledad.

                                       Pero lo que sigo sin saber es:
¿ por qué la mujer del libro tiene mi cara?




Poema editado en la Antología de POLIMNIA 2003-2013
10 Años de POESIA en la Universidad Politécnica de Valencia.
Presentado en la Feria del Libro del 2014

4 comentarios:

  1. La mujer del libro es una imagen múltiple y mudable; también tiene mi cara en horas de inquietud y desasosiego en las que solo hallamos refugio en las páginas de un libro. Lo demás es intemperie.
    Excelente texto, Carmela, y un abrazo desde Rivas.

    ResponderEliminar
  2. Benditos libros que son el refugio de tantos y tantos momentos, que nos ofrecen ese rincón donde guarecernos de la intemperie.
    Gracias por tu paso por el blog, José Luis y dejarme tu comentario.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Ver mi sentimiento
    en otro sentir...
    Detrás de una imagen,
    un silencio.
    Detrás de palabras
    encadenadas,
    la poesía del alma.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Buscador por dejar tu comentario. Me alegra saber que el poema no te ha dejado indiferente.

    ResponderEliminar