Gracias por compartir conmigo este de tú a tú

domingo, 13 de septiembre de 2015

DE CUANDO TUVE PECES DE COLORES





                                                    Obra de Enrique Cuásquer Naranjo


                  
                       DE CUANDO TUVE PECES DE COLORES



Me gustaba mostrarles mi mirada terca,
a ellos espiarme, con qué inquisitivos
ojos, tras el cristal.
 

Ninguno sospechaba la elegancia
con la que se movían en aquel
engañoso
fondo marino.

Sometidos a aquella agua encarcelada,
de vez en cuando
 –qué desgracia-,
 uno emergía inerte.
 

Y a su alrededor nunca vi ni duelo,
ni dolor.


Yo tuve un acuario
con peces de colores y anhelé
formar parte de aquel ecosistema,
mas,  díganme...


¿podrían Uds. dejar
de manifestar su dolor a gritos,
podrían dejar de llorar la muerte?