Gracias por compartir conmigo este de tú a tú

viernes, 24 de abril de 2015

HUIR DE UNA CIUDAD SIN NOMBRE




                                                             Pintura de Francisco Motto



HUIR DE UNA CIUDAD SIN NOMBRE


Al doblar 
la esquina 
soy otro 
que se marcha,
que se aleja con pasos 
                                rápidos
de la palabra 
de ti, de los estragos
de la vida común y de los lunes 
que son más lunes 
que nunca.

Otro que ve pasar en este golpe 
de dolor 
tu espalda,
tus manos 
y todo
tu pequeño cuerpo hecho
de menudos pedazos de pan blando.

Otro que ya no quiere el humo viejo
de tus labios,
ni la risa que te sobró esta mañana.

Otro que no temió 
vaciarse en ese mar azul 
de tus ojos.

Otro que entrará en cada sueño
y dejará impermeable 
el olvido.

Al doblar esa esquina seré otro 
que se marcha
con la clara 
convicción de irse
borrando las tinieblas.



Poema editado en la Antología de la Universidad Politécnica de Valencia- 10 Años de Polimnia 222  (1914)

4 comentarios:

  1. La palabra para justificar la huida, la voz para dejar argumentos que invitan a salir al camino. Un poema sugerente por su propuesta reflexiva. Un fuerte abrazo, querida amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La voz y la palabra como último recurso. Gracias José Luis por tu huella siempre tan amable y certera. Abrazos

      Eliminar
  2. Precioso, Carmela! Beset,
    Marián

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias querida Marián. Un placer tu visita. Abrazos

      Eliminar