Gracias por compartir conmigo.

domingo, 15 de enero de 2012

SOLUCION AL PARO


 

 

Cuadro de Tatiana Doronina



SOLUCION AL PARO
 


   Voy a proponer una solución al paro,
   quizás sea un poco ingenua
   —tan poco es malo ser así—
   !Vamos a intentarlo!
   Nadie debería de cobrar sin trabajar,
   así es que propongo mi solución.


   Cada persona trabajará en su puesto de trabajo
   y cuando la empresa no pueda sostener
   a ese trabajador, pasará inmediatamente
   a cobrar el subsidio del paro, y seguirá trabajando
   sumando a su subsidio el resto del dinero
   hasta llegar a un salario digno, pagado por el empresario.

   Al cabo de un tiempo justo y siempre estipulado
   y comprometido, el trabajador pasará de nuevo
   a cobrar del empresario su total y digno salario.

   Si al cabo de este tiempo, el empresario con esta ayuda,
   no hubiera sido capaz de mantener a flote ese puesto 
   de trabajo devolverá la cantidad del subsidio  
   prestado, con intereses incluidos al estado,
   pasando el trabajador a una bolsa de trabajo
   y cobrando su subsidio hasta una nueva colocación en las
   mismas circunstancias, hasta quedar fijo en una empresa.

   Solo es una idea, pero… yo estaría dispuesta a probarla.
   ¿Y tú, igualmente lo estarías?
   ¿Demasiado ingenua? Bueno, ¡Y qué!
   Tampoco es malo, ser así.


8 comentarios:

  1. Te felicito por tu idea... No se si es valida o no, pero eres de las pocas personas que en vez de protestar aporta posibles soluciones.

    Saludos almendrados ;)

    ResponderEliminar
  2. Carmela, creo que los políticos te echarían los lobos encima. No les interesa, el paro crea dinero para ellos, especulan con el INEM y sus cursos etc etc etc.
    Buena propuesta. Yo me sumaría.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Carmela, expreso mi opinión, tal vez equivocada: Para que un empresario contrate y mantenga a sus empleados es requisito indispensable que tenga trabajo y su misión primordial es la de ser competente para que este no falte y, por lo tanto, no se vea en la necesidad de despedir. Esa tarea, la de la competitividad debe ser compartida con sus empleados. Seguro que hay mercado para cada actividad. Indispensable es un consumo racional y adaptarse a ese consumo. Consumo racional es aquel que se basa en las necesidades de un consumo justo. Con esa realidad será difícil que un empresario contrate a gente que después tenga que despedir. Cooperar con ese consumo justo debemos hacerlo todos

    ResponderEliminar
  4. Hola Carmen!
    Me parece maravilloso que aportes tu granito de arena, por muy ingenuo que lo consideres. Yo no entiendo de economía, pero quizás si se estudia tu propuesta se pudiese llevar a cabo. En lo que no estoy de acuerdo, es en lo que dice Teyalmendras. Por qué no debemos protestar? Si lo que ocurre es que la gente no está protestando lo que corresponde. Sí, hay que dar soluciones, pero también hay que alzar la voz, salir de esta anestesia colectiva que mantiene a muchos sobreviviendo a duras penas, mientras otros se dedican a hacer ostentación de sus excesos.
    No paremos de pensar! Despertemos! La respuesta llegará, seguro.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  5. Concuerdo con Teyalmendras...ingènua o no es una propuessta, y aunque respeto el derecho a protestar ante una situaciòn de crisis que las personas normales no nos buscamos ni
    propiciamos, siempre es bueno ser propositivo...

    mis saludos cordiaeles

    ResponderEliminar
  6. bueno, lo que sucede es que no creo realmente que se quiera solucionar ese problema, los parados son la base para que el empresario sin escrúpulos empeore las condiciones de trabajo de los que tienen empleo mediante el miedo y la amenaza de ser uno de los que no lo tengan

    ResponderEliminar
  7. No es ingenuidad, es lo que debería, lo que sucede es que a ellos nada les importa. Ah, si, si, les importa sus propios bolsillos.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  8. Estáis apelando a la bondad del empresario. El principal problema de esta idea es que en realidad se trataría de una subvención de los sueldos por parte del estado, algo inviable, porque si fuera el estado el que pagara el 70% del sueldo (pedazo de deducción), todos los empresarios se acogerían a este régimen sin más. Imposible controlar los pseudodespidos que habría entonces.

    Ahora que con la nueva reforma laboral no es tan descabellado… Umh! Total, ahora nos van a despedir a todos sin más. Je, je, je…

    ResponderEliminar