Gracias por compartir conmigo.

miércoles, 6 de marzo de 2013

DE NUBES Y ESTRATOS

 
 
 





















DE NUBES Y ESTRATOS
                                         

                                       A Carla Badillo Coronado


Se deslizan, desde el cielo
pañuelos de gran tamaño.
Uno trata de cobijarte
y tú te acurrucas como un feto ensangrentado.
 

Y crecen de ti,
a través del cordón umbilical que te une a la tierra,
brazos como retoños que abrazan  
a todas las mujeres que fuiste y que serás.


Más tarde,  te colmas de sangre y nido
y un pulso de tus senos
viertes, como un umbral  
o como un temblor de boca
en selvas y asfaltos.


 

5 comentarios:

  1. Y un despertar en su regazo donde una mirada lo dice todo, donde la vida puede correr tan deprisa como quiera, porque a su lado ya esta completa la dicha...

    ResponderEliminar
  2. Cuana tristeza en este poema, sin que ello disminuya para nada su belleza...

    mis saludos

    ResponderEliminar
  3. Interesate escrito amiga, un placer el visitarte, saludos estalares desde mi querida Guatemala

    ResponderEliminar
  4. Te veo, te veo, cobijada bajo una nube, abrazando a las que fuiste y a las que serás. Te veo, afortunadamente, hoy está nublado.Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Buenas tardes Carmela, discúlpame que no haya pasado antes por tu blog, con poco tiempo siempre y tantos seguidores no llega a veros.
    bellas letras con un tinte empañado por la tristeza y bellas metáforas.
    Con ternura te dejo un beso.
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar